Secretario DSP entiende agua hallada en Ceiba tenía mal sabor

(CyberNews) – El presidente del Senado, Thomas Rivera Schatz arremetió nuevamente el miércoles contra la secretaria del Departamento de Justicia (DJ), Wanda Vázquez por el hallazgo de cajas de agua en la base naval de Ceiba, mientras que el secretario del Departamento de Seguridad Pública (DSP), Héctor Pesquera explicó que supuestamente el agua tenía mal sabor.

“El hallazgo de un cargamento de cajas de agua potable perdiéndose a la intemperie en la base naval de Ceiba quizás tampoco provoque una investigación, del Departamento de Justicia. Será ‘necesario’ que alguien radique una ‘querella’. Esperemos por la gran explicación que “alguien” ofrecerá, en algún momento, que lo justificará todo”, dijo Rivera Schatz en una publicación en su cuenta de Facebook.

Imágenes viralizadas en las redes sociales muestran decenas de cajas de agua abandonadas al aire libre en una pista de la base naval, Rossevelt Roads de Ceiba.

“Esta semana la ciudadanía acudió masivamente a comprar agua potable ante el posible paso de una tormenta tropical que podía convertirse en huracán, mientras allí se pierden miles y miles de botellas de agua. Una verdadera lastima que esto ocurra”, agregó el líder senatorial.

En días recientes, Rivera Schatz ha criticado a Vázquez por por no investigar el hallazgo de furgones con suministros para los damnificados del huracán, así como por no investigar las alegadas irregularidades con el cobro de multas de AutoExpreso.

De otra parte, Pesquera explicó en una entrevista radial (WKAQ) que el agua no llevaba un año abandonada en el lugar y que se había dejado de distribuir por quejas de que la misma tenía mal olor y mal sabor.

“FEMA tenía un excedente de agua y normalmente la ponen a través de su agencia General Services Administration y ahí la publican para que el que la necesite, la pida. La Administración de Servicios Generales (ASG) del gobierno de Puerto Rico en mayo hace la petición de que le den el agua y pide toda la cantidad de agua que el gobierno federal había puesto como excedente”, explicó Pesquera.

El funcionario dijo que está requiriendo toda la información relacionada y que espera tener una versión más clara antes del mediodía.

“ASG toma posesión de ello en algún momento en mayo con la intención de repartir esa agua a los municipios que la necesitaran. Se le dieron a 12 municipios y si no me equivoco a WIPR. Hubo quejas de que el agua no sabía bien o no olía bien. Muchas veces pasa que el agua se queda en una temperatura alta y no es que esté mala pero sabe y tiene un olorcito malo. A consecuencia de eso se toma la determinación con ASG de que se iba a hacer una prueba para ver si el agua estaba dañada para no distribuirla más. En eso viene el incidente de que aparece en la pista. Entendemos que no es como se dijo originalmente que el agua estaba en la pista hace un año. No creo que sea correcto, porque si ASG recogió eso en mayo, tiene que haber venido en un ‘container’”, añadió.

Por otro lado, el director de la ASG, Ottmar Chávez reaccionó en declaraciones escritas en las que alegó la misma versión que ofreció Pesquera.

“FEMA reportó que tenía un exceso de agua embotellada. En mayo de 2018, antes de asumir la posición de director de la agencia, la ASG solicitó ese exceso de inventario de agua a FEMA a través del programa US GSA Surplus Property”, dijo.

Indicó que en total, se reclamaron alrededor de 20,000 paletas de agua embotellada que el gobierno federal reportó tener en exceso.

“Tras haber entregado más de 700 paletas, ASG recibió diversas quejas sobre el olor y sabor del agua recibida de FEMA. Por ejemplo, el Municipio de Barceloneta y la Corporación para la Difusión Pública expresaron estas quejas. Ante esto, hemos estado en contacto con FEMA y el Departamento de Salud para realizarle pruebas de agua al inventario recibido de la agencia federal. Vamos a devolver esas aguas al inventario del US GSA”, agregó.