Tabaco…, pa’ fuera

El tabaco contiene más de 3,500 sustancias tóxicas.

Purificación León (EFE / Reportajes)

“El tabaco mata hasta a la mitad de sus consumidores”, destaca la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Esta entidad explica que el tabaco “mata cada año a casi 6 millones de personas, de las que más de 5 millones son consumidores del producto y más de 600.000 son no fumadores expuestos al humo del tabaco ajeno”.

Así, la OMS considera al tabaco “una de  las mayores amenazas para la salud pública que ha tenido que afrontar el mundo”.

“Los fumadores no son conscientes de que un cigarrillo es un producto diseñado para crear y mantener la adicción. La nicotina tiene una capacidad adictiva que supera cinco veces a la cocaína y su única finalidad es producir una falsa sensación de placer que engancha”, señala Juan Antonio Riesco. El neumólogo añade que se trata de una adicción que “acaba matando a la mitad de sus consumidores habituales”.

Para ayudar a los fumadores a dejar el tabaco, la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR) indica que al encender un cigarrillo llegan al organismo “más de 3.500 sustancias tóxicas que, de ningún otro modo, aceptaríamos inhalar o ingerir.

Se trata, por ejemplo, de monóxido de carbono, acetona, naftalina, disolventes, amoniaco, insecticida DDT, plomo, cadmio, elementos radioactivos como Polonio 210 y hasta 40 sustancias cancerígenas”.

Ventajas de dejar el tabaco

Los especialistas del Servicio Nacional de Salud del Reino Unido (NHS, siglas en inglés) ponen de manifiesto las ventajas que ofrece dejar de fumar. Una de ellas es una mejora en las relaciones sexuales.

“Los hombres que dejan de fumar podrían tener mejores erecciones, mientras que las mujeres podrían conseguir mejores orgasmos y excitarse con mayor facilidad”, detallan.

Un hombre fumando visto a través de un cenicero de cristal con colillas en un bar de Birmingham, Alabama.

Un hombre fumando visto a través de un cenicero de cristal con colillas en un bar de Birmingham, Alabama.

A la vez, indican que dejar el tabaco incrementa la fertilidad. “Dejar de fumar mejora el revestimiento del útero y puede hacer que el esperma de los hombres sea más potente”, precisan. “Pero lo más importante es que abandonar el tabaco hace aumentar las posibilidades de dar a luz un bebé sano”, subrayan.

Estos expertos señalan otras ventajas de deshacerse del tabaco, como tener unos dietes más blancos, un aliento más fresco o lucir una piel más joven.

De igual manera, indican que dejar de fumar “hace que mejoren el gusto y el olfato, permite disminuir el estrés y ayuda a respirar con más facilidad”.

En este sentido, afirman que quienes dejan de fumar respiran con mayor facilidad y tosen menos, pues su capacidad pulmonar puede incrementarse hasta un 10% en un año.

“En la veintena y la treintena, el efecto del tabaco sobre la capacidad pulmonar puede que no sea perceptible, salvo cuando se corre. No obstante, dicha capacidad disminuye con la edad. Así, años más tarde tener la máxima capacidad pulmonar puede suponer la diferencia entre una vejez activa y jadear al caminar o subir las escaleras”, puntualizan.

Expresan que dejar el tabaco es una buena medida para vivir más. “Las personas que dejan de fumar a los 30, añaden 10 años más a su vida y quienes abandonan este hábito a los 60, suman tres años a la suya”, apuntan.

Por ello, afirman que nunca es demasiado tarde para beneficiarse de las ventajas de parar de fumar.

La OMS pide más impuestos sobre el tabaco para reducir el número de víctimas. —(Infografía EFE)

La OMS pide más impuestos sobre el tabaco para reducir el número de víctimas. —(Infografía EFE)




¿Funcionan los afrodisiacos?

Tradicionalmente se ha considerado que ciertos alimentos como las ostras o la canela ayudan a aumentar la libido. Un especialista en sexología nos aclara qué hay de mito y de realidad en cuanto a los afrodisiacos.

• Purificación León
EFE / Reportajes

Chocolate, miel, ostras, canela, higos, vino tinto… La lista de alimentos considerados afrodisiacos es larga pero, ¿pueden influir realmente en el deseo o el rendimiento sexual?

En este sentido, Vicente Briet, psicólogo clínico y especialista en sexología, afirma que “no existe ningún alimento que, por sí mismo, produzca un incremento en el deseo sexual ni de los hombres ni de las mujeres, o al menos no está demostrado mediante evidencias científicas”.

Briet, miembro de la junta directiva de la Sociedad Internacional de Especialistas en Sexología (Sísex) y director del Centro Clínico Vicente Briet, aclara que todavía son frecuentes los mitos acerca de los alimentos afrodisiacos, basados en la idea de que ciertos nutrientes como las vitaminas o algunos minerales pueden reforzar o estimular la función o el deseo sexual.

Subir y bajar el deseo

“Las vitaminas liposolubles del huevo podrían mejorar la eyaculación precoz; el calcio del helado de vainilla, crea orgasmos más intensos o el ácido fólico de los cereales integrales, mejorar la circulación sanguínea en los genitales… Sin embargo, queda por demostrar con evidencias científicas suficientes la asociación entre estos componentes de los alimentos y su posible poder afrodisiaco”, subraya.

Una joven ofrece una bandeja con ostras, habitualmente un alimento que suele decirse que tiene un efecto afrodisíaco, pero sin base científica. —(EFE/Jaume Sellart)

Una joven ofrece una bandeja con ostras, habitualmente un alimento que suele decirse que tiene un efecto afrodisíaco, pero sin base científica. —(EFE/Jaume Sellart)

En lo relativo a los afrodisiacos también influye el efecto placebo.

“La sugestión es tan poderosa como el hipotético efecto deseado”, asegura Briet. “Son multitud los estudios que demuestran que el efecto placebo por sí mismo supera con creces al potencial efecto de muchas sustancias”, señala.

Mención aparte merece el alcohol que, según explica Briet, posee un efecto doble. “Tal y como decía Shakespeare ‘provoca el deseo pero frustra la ejecución’, en referencia a sus propiedades desinhibidoras en moderada ingesta y bloqueantes de la erección en grandes cantidades”, precisa.

Además, el sexólogo comenta que “al parecer, el vino aumenta en gran medida el flujo sanguíneo hacia las zonas erógenas, actuando directamente en la estimulación y posterior satisfacción sexual. Algunos estudios aluden también a los efectos antioxidantes del vino, que ensancharían los vasos sanguíneos produciendo el mismo resultado”.

Pero, más allá de alimentos potencialmente afrodisiacos, el especialista explica cómo surge el deseo sexual.

Al parecer, el vino aumenta en gran medida el flujo sanguíneo hacia las zonas erógenas.

Al parecer, el vino aumenta en gran medida el flujo sanguíneo hacia las zonas erógenas.

“Ante un estímulo excitante como puede ser un sabor, un olor o una caricia, nuestro cerebro envía señales desde el sistema límbico hacia la región pélvica, provocando la dilatación de los vasos sanguíneos en esta zona. Dicha dilatación es la principal responsable de la erección en los hombres, pero también en las mujeres, pues existen tejidos eréctiles en el clítoris y en la región situada alrededor de la vagina. Al mismo tiempo, se produce un aumento de la frecuencia cardiaca, entre otros signos propios de la excitación sexual”, describe.

“Asimismo, el cerebro libera, esta vez desde el núcleo accumbens, neurotransmisores relacionados con el placer, entre ellos la dopamina y la serotonina”, expone.

En este sentido, Briet aclara que es en relación a esta vía de activación neuronal del placer donde se puede encontrar una supuesta efectividad de los alimentos como afrodisiacos, “ya que muchos alimentos considerados con este calificativo contienen nutrientes que podrían favorecer la circulación y el aumento de flujo sanguíneo de las regiones con capacidad eréctil, o bien podrían participar en la regulación de los neurotransmisores y hormonas relacionadas con el placer, el apetito, y la reproducción sexual (estrógenos y testosterona)”.

“Sin embargo, es necesario indicar que dichas sustancias deberían ingerirse en cantidades bastante más elevadas que las que se consumen habitualmente para desencadenar dichos efectos”, puntualiza.

Las vitaminas liposolubles del huevo podrían mejorar la eyaculación precoz.

Las vitaminas liposolubles del huevo podrían mejorar la eyaculación precoz.

Por el contrario, el sexólogo señala que también existen elementos que pueden hacer descender el deseo.

En este sentido, menciona el consumo de fármacos como los antidepresivos y los antihipertensivos, que producen alteraciones en la libido.

“Por su parte, la píldora anticonceptiva contiene estrógenos que pueden alterar la presencia de la testosterona, responsable del deseo femenino”, causando una merma en el deseo sexual, destaca.

Briet subraya que el consumo de drogas también puede influir en la libido. Así, la cocaína actúa como estimulante y el cannabis, como efectos inmediatos, ayuda a la desinhibición, relaja y produce sensación de bienestar, aumenta la sensibilidad táctil y distorsiona la realidad.

“Sin embargo, hay estudios que evidencian que su consumo frecuente reduce los niveles de testosterona y puede causar disminución en la producción de espermatozoides. Del mismo modo, disminuye el deseo sexual y provoca disfunción eréctil”, indica el experto.

Otro factor que puede hacer descender el deseo es el estrés. “Las personas estresadas no sólo se sienten demasiado ocupadas como para tener sexo, sino que el estrés también aumenta la cantidad de cortisol en el organismo, lo que baja la producción de testosterona”, explica.




La dulce medicina del mango

• Por Daniel Galilea
EFE / REPORTAJES

Hay muchas buenas razones para disfrutar de los mangos. ¿Sabía que contienen más de 20 tipos diferentes de vitaminas y minerales, y está libre de grasa, sodio y colesterol?

¿O que una taza de esta fruta tropical cortada en trozos, sólo tiene 100 calorías y aporta el 100 por ciento de la cantidad diaria recomendada de vitamina C, el 35% de la de Vitamina A y el 12% de la de fibra dietética?

Un producto que optimiza la calidad del mango.

Un producto que optimiza la calidad del mango.

Estas cifras de la organización National Mango Board o NMB (www.mango.org) que promociona e investiga el consumo de esta fruta en Estados Unidos muestran que, además de tener un suntuoso sabor tropical que hace de la comida una experiencia sensorial deliciosa, el mango aporta una multitud de nutrientes.

Además de nutritiva, según la NMB esta “súper fruta” que se cultivó por primera vez en la India hace más de 5.000 años, llegó a América alrededor del año 300-400 de nuestra era y ahora está disponible a lo largo de todo el año, no solo es una de las más populares del mundo sino, además, una de las más saludables.

De hecho, la corteza, las hojas, la piel y la semilla del mango, un árbol bajo cuya sombra meditó Buda, según una leyenda, se han utilizado en remedios caseros durante siglos, según esta fuente.

Las últimas investigaciones sobre esta fruta que llega al mercado estadounidense proveniente de México, Perú, Ecuador, Brasil, Guatemala y Haití, confirman que sus beneficios curativos y protectores siguen vigentes y cada vez se conocen mejor.

Efecto protector

Una investigación de la Universidad Estatal de Oklahoma, (OSU, en inglés) en Estados Unidos, ha comprobado en ratones de laboratorio que el consumo de suplementos a base de mango previene la pérdida de las bacterias beneficiosas del intestino, a menudo inducida por una dieta alta en grasas.

Estas bacterias de la microbiota o flora intestinal pueden desempeñar un papel en la obesidad y las complicaciones relacionadas con ésta, como la diabetes tipo 2, según la OSU.

“Este estudio demuestra que añadir mango a la dieta puede ayudar a mantener y regular la salud intestinal y los niveles de bacterias beneficiosas”, según Edralin A. Lucas, profesora de ciencias nutricionales en la OSU e investigador principal de este trabajo.

La profesora Lucas ha descubierto, además, que la pulpa de mango podría ser útil para reducir la glucosa (azúcar) en la sangre, sin producir los efectos negativos de algunas drogas utilizadas habitualmente para reducirla.

Gelatina beneficiosa

Al parecer la gelatina de mango estimula las defensas del organismo.

Al parecer la gelatina de mango estimula las defensas del organismo.

Investigadores de la compañía de biotecnología mexicana Kuragobiotek han desarrollado una gelatina de mango que, aseguran, es beneficiosa para las personas con cáncer que están siendo tratadas con quimioterapia y radioterapia.

“Este postre tiene una acción combinada, funcionando como un probiótico y un prebiótico” (alimentos con microorganismos y fibras vegetales, respectivamente, que estimulan la actividad microbiana en el intestino beneficiando la salud), explica a Efe el Ing. Antonio Cruz Serrano, director ejecutivo (CEO) de la compañía de Jalisco.

“Esta gelatina contiene compuestos como la inulina de agave y nutrientes como los ácidos grasos omega 3 EPA/DHA de aceite de pescado, que generan en el cuerpo unas sustancias metabólicas que intervienen en la eliminación de las células del cáncer durante la radio y la quimioterapia”, según Cruz.

Olfateando su madurez

El profesor Paul Monks observa un fruto de mango.

El profesor Paul Monks observa un fruto de mango.

Para aprovechar al máximo los compuestos nutritivos y saludables de los mangos, estas frutas deben estar en su punto adecuado de maduración, y un equipo de investigadores de la Universidad de Leicester, en el Reino Unido, ha descubierto un modo de olfatear la madurez de este alimento.

El investigador Paul Monks, profesor de Química de Leicester ha desarrollado un dispositivo, llamado nariz electrónica, capaz de aspirar los compuestos volátiles de esta fruta e identificar con rapidez la señal química única que indica que está madura.

El profesor Monks explica que uno de los indicadores de madurez “es el aumento de los compuestos del aroma de unos dulces británicos llamados ‘pear drops’”, y añade que es fundamental que la gente “pueda saber cuán madura está la fruta sin necesidad de probarla”, y está tecnología también puede ser importante para los productores y los supermercados.

Múltiples beneficios

Por otra parte, la organización NMB que recopila las investigaciones más destacadas sobre el mango, informa que investigaciones recientes sugieren:

1.- El consumo de mangos en los adultos se asocia con una dieta más saludable reflejada en una mayor ingestión de fruta entera y de nutrientes como la fibra dietética, la vitamina C, el magnesio y el potasio, además de ayudar a reducir la presencia en el organismo de la proteína C reactiva, relacionada con la inflamación que aumenta el riesgo cardiovascular.

2.- Las personas que consumen esta fruta tienen un menor peso corporal e ingieren menos grasas que aquellas que no la comen.

3.- Un compuesto de los mangos de cierta variedad podría ser tóxico para las células del cáncer de mama, reduciendo su proliferación y el tamaño de los tumores de este tipo.




El amor NO es una emoción

• Purificación León
EFE / Reportajes

“Es hielo abrasador, es fuego helado,/
es herida que duele y no se siente,/
es un soñado bien, un mal presente,/
es un breve descanso muy cansado”.

Con estos versos, definía el amor Francisco de Quevedo (1580-1645). Son muchos los poetas, escritores, cantantes y cineastas que han hablado del amor.

Tradicionalmente se ha considerado que es un sentimiento, una emoción. Sin embargo, recientes investigaciones podrían contradecir esta creencia generalizada.

Una pareja se dispone a colocar un candado en el Puente Nuevo de París para mostrar su amor perpetuo.

Una pareja se dispone a colocar un candado en el Puente Nuevo de París para mostrar su amor perpetuo.

Así, en un artículo publicado en la revista Psychology el pasado mes de diciembre, Enrique Burunat, profesor de psicobiología de la Universidad de La Laguna, de Tenerife (España) expone varios argumentos para definir al amor como una motivación fisiológica, similar en cierto modo al hambre o la sed.

“En realidad, la motivación fisiológica no es la sed o el hambre, que son las consecuencias de la falta de agua y nutrientes. La motivación es la búsqueda de la homeostasis, el equilibrio del medio interno. Así, hambre y sed son los síntomas de la abstinencia de comida o agua. El amor es la búsqueda del equilibrio basada en la función de ciertos circuitos cerebrales. El amor, y la capacidad de amar, se construyen durante el desarrollo cerebral humano, y por eso es esencial experimentar el amor durante la infancia y la niñez”, asegura Burunat.

El especialista señala que, si bien es posible sobrevivir mucho tiempo alimentándose mal, esto origina carencias que pueden provocar enfermedades o incluso causar la muerte. “Exactamente igual es posible sobrevivir a la infancia y a la niñez sin amor, aunque con el tiempo pueden aparecer múltiples patologías físicas y mentales”, apunta.

¿Cómo se sacia el amor?

Si el hambre se sacia comiendo, la sed bebiendo y el sueño durmiendo, ¿cómo se “sacia” el amor? Ante esta pregunta, Burunat explica que, mientras el hambre, la sed y la sexualidad “requieren de motivos externos (comida para el hambre, agua para la sed, otro cuerpo para el sexo), los motivos del sueño y del amor son internos”.

Para el profesor de psicobiología Burunat, el amor es una adicción inextinguible a otra persona suministradora de felicidad.

Para el profesor de psicobiología Burunat, el amor es una adicción inextinguible a otra persona suministradora de felicidad.

“El sueño se relaciona, entre otros procesos, con la grabación de las experiencias vividas en la vigilia, mientras que el amor se relaciona directamente con la actividad de circuitos de placer en el cerebro o, en otras palabras, con el equilibrio mental, la satisfacción, el bienestar y la felicidad”, indica.

“De hecho, el amor es una adicción inextinguible a otra persona suministradora de felicidad, independientemente de la actividad sexual que pudiera compartirse.

El amor puede aparecer, o no, en cualquier momento de la vida adulta, para instalarse de manera permanente, como el resto de motivaciones”, manifiesta el profesor.

Una persona puede ser adicta al sexo y satisfacer su adicción con muchas personas. Sin embargo, “el amor es la adicción inextinguible a una única persona”.

Una persona puede ser adicta al sexo y satisfacer su adicción con muchas personas. Sin embargo, “el amor es la adicción inextinguible a una única persona”.

En este sentido, aclara que una de las principales diferencias entre emociones y motivaciones es que las motivaciones fisiológicas, una vez que aparecen, son permanentes, mientras que las emociones son efímeras.

Por otro lado, Burunat destaca que la falta de amor en las primeras etapas de la vida puede comprometer el desarrollo de la persona y afectar drásticamente a su capacidad de ser feliz.

Sexo y amor

“La sexualidad es una motivación que puede satisfacerse con cualquier persona, o mediante la masturbación. Por ambos procedimientos puede alcanzarse el orgasmo. En cambio, el amor es una motivación dirigida exclusivamente a una persona concreta, que lo desencadena por las características específicas que posee”, señala.

En este sentido, el profesor de psicobiología aclara que una persona puede ser adicta al sexo y satisfacer su adicción con muchas personas. Sin embargo, “el amor es la adicción inextinguible a una única persona”, afirma.

“La exaltación de la sexualidad, con los grupos de poder limitándola o estimulándola, controlándola o persiguiéndola, ha generado que las intensas emociones asociadas al sexo se hayan interpretado como amor, con lo que la consideración del amor como una emoción se ha asentado firmemente en las sociedades”, puntualiza.




Objetivo, ¡barriga fuera!

Para eliminar la obesidad hay que cambiar el patrón alimentario.

Por Pablo Gutman

EFE / REPORTAJES

¿Por qué la obesidad masculina se sigue viendo como “un mal menor” y se presenta con eufemismos exculpatorios, como “barriguita cervecera” o “la curva de la felicidad”, que le ayudan a gozar de un mayor grado de aceptación social?

¿Por qué la obesidad del varón se acepta como algo normal y se justifica porque “es sabido” que ellos beben más alcohol, frecuentan restaurantes por motivos de trabajo, comen durante las reuniones, hacen vida social en bares y apenas hacen dieta?

Rubén Bravo, portavoz del Instituto Médico Europeo de la Obesidad (IMEO) y experto en nutrición y gastronomía, no tiene respuesta para estos interrogantes, pero tiene claro que “quitar importancia a un problema de salud, no hace que se resuelva por sí solo”.

“El número de hombres que visita nuestras consultas en busca de solución a su estado de obesidad es significativamente menor (21 por ciento) que el de mujeres (79 por ciento)”, explica.

“Pero entre 1975 y 2014 el número de hombres obesos se ha triplicado, y la cantidad de mujeres obesas solo se ha duplicado”, señala Bravo en referencia a un estudio publicado en 2016, coordinado por el Imperial College, de Londres, y que involucró a 20 millones de hombres y mujeres adultos de 186 países.

“La obesidad masculina aumenta a un ritmo superior a la femenina en todo el mundo de manera general y que cada vez son más los hombres con altos niveles de grasa corporal y, por tanto, en riesgo de padecer todas las enfermedades que esto conlleva”, confirma a Efe, Carmen Escalada, nutricionista clínica del IMEO.

Engordan diferente a ellas

La naturaleza del sobrepeso se muestra de forma diferente entre ambos sexos, según los especialistas.

La grasa visceral es más dañina y se asocia a males crónicos.

La grasa visceral es más dañina y se asocia a males crónicos.

En los hombres empieza a desarrollarse a partir de los 35 años, acompañado por un cambio hormonal conocido como “hipogonadismo” relacionado con la disminución de testosterona, mientras que en mujeres el golpe importante suele darse a partir de la menopausia, entre los 48 y los 52 años, según el instituto IMEO.

“El  aumento de peso en hombres se caracteriza principalmente por la acumulación de tejido graso a nivel abdominal, lo que se denomina obesidad de tipo androide”, explica a Efe, Estefanía Ramo, nutricionista de ese instituto.

Esta grasa acumulada en “la barriguita” de los hombres, es la grasa visceral (aquella que envuelve los órganos vitales), es la más peligrosa para la salud y la que va a dar lugar al Síndrome Metabólico (SM), asociado a una mayor prevalencia de patologías crónicas.

Algunas de las patologías asociadas al SM y que limitan las expectativas y calidad de vida de la persona son: la hipertensión arterial, la diabetes mellitus tipo 2 e insulino-resistencia, el hígado graso, la cardiopatía coronaria, el cáncer, y las enfermedades respiratorias u osteo-articulares, según los expertos de IMEO.

Para mantener la línea

Ramo traslada cinco claves nutricionales encaminadas a controlar la obesidad y prevenir el SM en los hombres.

1.- Aumente los alimentos de origen vegetal y la fibra soluble (frutas, verduras, legumbres, avena…) que ayudan a disminuir el colesterol.

2.- Asegure el aporte de calcio, vitamina D, vitamina K y magnesio, para mejorar la salud ósea, aumentando el consumo de lácteos no enteros, pescados azules, verduras de hojas verdes o alimentos enriquecidos.

3.- Recuerde los alimentos proteicos, dando prioridad a la proteína vegetal (legumbres, cereales, frutos secos) y a las carnes que sean magras, sin grasa.

4.- Reduzca o modere el consumo de alimentos grasos, sobre todo de grasas saturadas (que inciden en el riesgo cardiovascular) y aumente el consumo de grasas poliinsaturadas, como los omega 3, que ayudan a prevenir las dolencias cardiovasculares y que se encuentran presentes en pescados azules, aceites vegetales, nueces y semillas.

5.-  Haga ejercicio físico. Esto es muy importante porque reduce la pérdida de músculo, aumenta el gasto calórico y fortalece los huesos, a la vez que mejora la salud cardiovascular, la presión arterial, resistencia aeróbica, autoestima y niveles de estrés, entre otros.

Opciones saludables

Consultadas por Efe sobre algunas situaciones concretas y cotidianas en las que los hombres pueden tomar medidas para prevenir el sobrepeso, las nutricionistas Escalada y Ramo, sugieren:

Comida rápida y televisión conducen a los vicios de una vida sedentaria.

Comida rápida y televisión conducen a los vicios de una vida sedentaria.

6.-  En lugar de consumir productos ultraprocesados como pizzas, ‘nuggets’, salchichas o bollería industrial, es preferible comprar la mayor variedad posible de productos frescos, para reducir el consumo de grasas poco saludables, azúcares y sal.

7.- En lugar de beber refrescos, azucarados o edulcorados, o zumos cuando tenga sed, es preferible optar por agua o infusiones que, además de hidratarnos, también hacen que reduzcamos considerablemente nuestro consumo de azúcar.

8.- En lugar de disfrutar de los deportes solo a través del televisor o en las gradas de un estadio, es preferible practicarlos, teniendo en cuenta que su variedad es inmensa: interiores o al aire libre, individuales o en equipo, de más o menos intensidad o impacto.

9.- En lugar de movernos siempre en coche porque es más cómodo y rápido, conviene desplazarse a pie o en bicicleta en las distancias más cortas.

10.-  En lugar de saltarnos comidas y pasar muchas horas sin comer, conviene aumentar el número de tomas, reduciendo el volumen de las colaciones, para que al comer no tengamos tanta sensación de hambre ni estemos ansiosos, ingiramos menos cantidad y elijamos opciones más beneficiosas.

11.-  En lugar de tomar papas fritas o galletas saladas, prepárese aperitivos saludables como hortalizas crudas cortadas en forma de bastón) de verduras, con salsa de yogur y especias.




Frutas y vegetales para el peso ideal

La firma DentMed anunció un nuevo programa de Control de Peso diseñado por la Lcda. Mayra López Ortiz, nutricionista y dietista certificada en ese campo.

Después del lechón y las golosinas de Navidad, es momento de comer frutas y vegetales para recuperar el peso ideal, sostiene López Ortiz. Luego de las fiestas navideñas, el cuerpo suele verse afectado por unas libras de más. Es por es por esto que es importante volver a cuidar lo antes posible la alimentación, para poder recuperar la figura.

Pero, ¿cómo se puede volver al peso normal? Según la Lcda. López Ortiz, lo importante es planificar la alimentación con antelación. Por eso ofrece las siguientes recomendaciones para alcanzar la meta:

• Ingerir abundante agua. Sobre esto, la nutricionista aconseja beber mucha agua, que puede ser saborizada con rodajas de limón, hojas de menta y/o jengibre. Lo importante es no agregar azúcar.

• Eliminar las bebidas carbonatadas y las bebidas de frutas. Al dejar de consumirlas reducirás una gran cantidad de calorías y bajaras de peso rápidamente.

• Consumir frutas y vegetales. Debe consumirse de 3-4 porciones al día.

• Optar por carnes magras. Pueden ser blancas o rojas, pero se recomiendan más las primeras, como pollo, pavo y pescado.

• Comer con frecuencia. Se debe evitar pasar más de tres horas sin comer. Lo ideal es realizar tres comidas y dos meriendas.

• Hacer ejercicios. La actividad física depende de cada persona, pero la nutricionista recomienda caminar al menos 30 minutos diarios.

La Lcda. Mayra López Ortiz tiene práctica privada en la Clínica Familiar DentMed, en Riverview, Calle 1 HH 1, Bayamón. Para cita: 787-269-9955 / 269-6068.




El reto de respirar

• Por Purificación León
EFE / REPORTAJES

José Luis Rodríquez, en una foto de 2010. —(EFE / Luca Piergiovanni)

José Luis Rodríquez, en una foto de 2010. —(EFE / Luca Piergiovanni)

José Luis Rodríguez “El Puma” es el rostro más conocido entre los miles de afectados por la fibrosis pulmonar idiopática.

En septiembre de 2014, el cantante venezolano reveló en una entrevista con el periodista Jaime Bayly que padecía esta enfermedad. Desde entonces, en sus apariciones públicas se le ha visto notablemente desmejorado.

Esta patología provoca la inflamación y endurecimiento del tejido pulmonar, lo que deteriora de forma lenta pero progresiva la función respiratoria.

Las causas de la fibrosis pulmonar se desconocen y, por lo tanto, recibe el nombre de idiopática. Los especialistas destacan que el pronóstico de esta enfermedad indica que la tasa de supervivencia, cinco años después de su detección, no supera el 40%.

Síntomas semejantes

Los síntomas de la fibrosis pulmonar idiopática se pueden confundir fácilmente con los de otras enfermedades, por lo que los neumólogos aconsejan estar atentos a la tos seca y persistente que no cede en tres o cuatro semanas y que no responde a un catarro convencional.

Asimismo, destacan que la fatiga o falta de aire después de subir escaleras o caminar un poco deprisa, el dolor torácico o una coloración azulada en la piel y en las uñas también son señales de alerta.

No obstante, “la pista definitiva la proporciona un ruido muy característico que escuchamos en el pulmón cuando acercamos el fonendo. Es algo parecido al crujido que causan las pisadas sobre la nieve o al sonido que se produce al separar las dos partes de una tira de velcro”, describe José Antonio Rodríguez Portal, coordinador del Área de Enfermedades Pulmonares Intersticiales y especialista del Servicio de Neumología del Hospital Virgen del Rocío de Sevilla (sur de España).

En este sentido, Julio Ancochea, jefe del Servicio de Neumología del Hospital de la Princesa de Madrid, señala que “habitualmente entre la aparición del primer síntoma y la atención al paciente en un centro especializado pueden transcurrir unos dos años. A esto contribuyen varios factores: que el paciente desconoce los síntomas y lleva un estilo de vida sedentario que enmascara la dificultad respiratoria; que la propia enfermedad suele tener un inicio insidioso de progresión lenta, y que aún falta concienciación sobre enfermedades raras por parte de muchos profesionales médicos”.

A veces, los pacientes con fibrosis pulmonar idiopática reciben, en un principio, un diagnóstico erróneo, pues esta patología suele confundirse con la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC) o con insuficiencia respiratoria.

El diagnóstico precoz

Así, los especialistas insisten en la necesidad de dar a conocer la fibrosis pulmonar idiopática para que, tanto los médicos de familia como los propios pacientes, favorezcan el diagnóstico precoz.

Carlos Lines, presidente de la Asociación de Familiares y Enfermos de Fibrosis Pulmonar Idiopática, considera que es preciso que los médicos de atención primaria conozcan los síntomas de la enfermedad para que los pacientes puedan ser rápidamente derivados a especialistas.

Un investigador médico realiza un estudio sobre la exposición a los edredones y/o almohadones de plumas que podrían ser una de las principales causas de la enfermedad.

Un investigador médico realiza un estudio sobre la exposición a los edredones y/o almohadones de plumas que podrían ser una de las principales causas de la enfermedad.

El diagnóstico precoz de la fibrosis pulmonar idiopática es fundamental pues, aunque la enfermedad no tiene cura, es preciso iniciar el tratamiento cuanto antes para intentar frenar su progresión.

En la actualidad, existen medicamentos denominados antifibróticos, que permiten ralentizar la enfermedad.

Para María Molina, coordinadora de la Unidad Funcional de Intersticio Pulmonar del Hospital Universitario Bellvitge de Barcelona, la disponibilidad de estos fármacos “ha marcado un antes y un después en el manejo de la patología”.

“Gracias a estos medicamentos, podemos dar un mensaje más esperanzador a los pacientes,” manifiesta la especialista.
“Iniciar el tratamiento lo antes posible es clave para preservar la función pulmonar y la calidad de vida del paciente. No podemos olvidar que la supervivencia está ligada a un diagnóstico precoz. Si el diagnóstico llega tarde, la opción es el trasplante”, expresa, asimismo, el Dr. Rodríguez Portal.

“Hay que tener en cuenta que los medicamentos sólo frenan la progresión de la enfermedad, pero no la curan. El tejido que ya ha cicatrizado no vuelve a su estado anterior, de manera que conocer la existencia de la patología e instaurar la terapia antifibrótica es esencial para mejorar la calidad de vida del paciente y procurarle más años de vida”, destaca el neumólogo.




¿Qué comer tras la Navidad?

Ya ha llegado enero y los excesos de las fiestas pesan en la báscula y en la conciencia, pero no hay que desesperarse ni caer en la tentación de las dietas milagro.

• Purificación León
EFE / REPORTAJES

Aunque a principios de diciembre nos propusiéramos firmemente moderarnos con la comida durante las fiestas, después de innumerables cenas con amigos, familiares y compañeros de trabajo, es habitual haber comido algo más de la cuenta.

Es importante comer de forma ordenada, mejor cada 3 o 4 horas. —(EFE / Mónica Faro)

Es importante comer de forma ordenada, mejor cada 3 o 4 horas. —(EFE / Mónica Faro)

Perder ese peso extra es un propósito de año nuevo muy frecuente pero, para conseguirlo, es un error buscar atajos.

“Se recomienda perder entre medio kilo y un kilo [2.2 libras] a la semana como máximo, por lo que la pérdida de peso saludable sería de dos o tres kilos al mes”, señala Juana María González Prada, dietista-nutricionista de la clínica Alimenta, de Barcelona. (https://www.alimmenta.com/).

La especialista aclara que, cuando se pierde peso de manera rápida, éste procede en más de un 50% de los líquidos corporales, lo que puede provocar hipotensión. “Además, cuando la restricción de calorías es elevada, se pierden más proteínas corporales y esto puede dar lugar a aumentos de ácido úrico y cálculos biliares. También puede producir fatiga, irritabilidad y estreñimiento, entre otros síntomas”, detalla.

Ojo a las dietas “milagro”

En esta época del año resurgen con fuerza las denominadas “dietas milagro,” que prometen una importante pérdida de peso en poco tiempo.

Sin embargo, este tipo de prácticas se basan en una alimentación poco equilibrada y pueden pasarle factura a la salud. Las hay de diversos tipos: de un solo alimento, disociativas, excluyentes, etc.

Suprimir los carbohidratos (pan, pasta, arroz, patatas, etc.) es un error porque, si dejamos de comerlos, es más fácil pasar hambre y luego tener ansiedad. —(EFE / Kai Försterling)

Suprimir los carbohidratos (pan, pasta, arroz, patatas, etc.) es un error porque, si dejamos de comerlos, es más fácil pasar hambre y luego tener ansiedad. —(EFE / Kai Försterling)

González considera que, entre ellas, “las más perjudiciales son las dietas cetogénicas, que son hiperproteicas y que prácticamente eliminan los carbohidratos”.

La especialista hace hincapié en la dieta de Atkins, que se basa en eliminar prácticamente los carbohidratos y aumentar el consumo de carnes y derivados cárnicos.

“Esta dieta aporta gran cantidad de grasas de origen animal, saturadas, colesterol y también produce cetosis”, comenta.

La cetosis es un estado metabólico que se da cuando el organismo recurre a las grasas, en lugar de a los azúcares, para obtener energía. Entonces, aparecen las cetonas o cuerpos cetónicos, “que son unos productos de desecho de las grasas”, explica la Fundación para la Diabetes.

En condiciones normales, nuestro cuerpo transforma los carbohidratos en glucosa, que las células usan para obtener energía. Pero en una dieta en la que se ha restringido mucho la ingesta de carbohidratos o directamente se ha suprimido, se ve obligado a recurrir a las grasas.

“Durante los primeros días de una dieta rica en grasas y muy pobre en hidratos de carbono, el organismo utilizará el glucógeno almacenado en el hígado y en los músculos para obtener la glucosa. La persona que siga esta dieta notará una importante pérdida de peso, pero corresponde al glucógeno almacenado y al agua”, explica Juan Madrid, médico especialista en endocrinología y nutrición.

El facultativo indica que, a partir del tercer, cuarto o quinto día de seguir este tipo de dieta, las reservas de glucógeno del hígado y los músculos se agotan.

“Pero como el cerebro sigue necesitando 100 gramos de glucosa al día para funcionar normalmente, el organismo va a obtener esa energía quemando proteínas, que son precisas para reponer los desgastes que sufre el cuerpo y esto, por supuesto, no es bueno para el organismo”, afirma.

El Dr. Madrid subraya que este tipo de dietas “producen un incremento del colesterol y del ácido úrico. El aumento del colesterol se debe a la importante cantidad de grasa que se toma y el del ácido úrico está producido por la quema de proteínas”.

No eliminar alimentos

En este sentido, Juana María González destaca que para perder peso de forma saludable no hay que eliminar ningún grupo de alimentos.

“Suprimir los carbohidratos (pan, pasta, arroz, papas, etc.) es un error porque, si dejamos de comerlos, es más fácil pasar hambre y luego tener ansiedad.

Bodegón con frutas, piña, guineos, aguacates, uvas, naranjas, pomelos, limones buenos para una buena dieta equilibrada y rica en vitaminas. —(EFE / J.M. Aragón)

Bodegón con frutas, piña, guineos, aguacates, uvas, naranjas, pomelos, limones buenos para una buena dieta equilibrada y rica en vitaminas. —(EFE / J.M. Aragón)

Entonces acabaremos picando galletas, chocolate, bollería, quesos o embutidos, es decir, alimentos más ricos en grasas saturadas y azúcares”, comenta.

Además, “es importante comer de forma ordenada, mejor cada 3 o 4 horas y así tendremos menos ansiedad a la hora de hacer las comidas principales. Los ‘snacks’ para comer entre horas serán frutas, yogures, pan integral con embutidos bajos en grasa, guacamole o hummus, por ejemplo”, aconseja.

González asegura que no hay alimentos buenos y malos y destaca que no hay que compensar, sino moderarse.

“Lo que nos engorda es una dieta densa en calorías y un estilo de vida sedentario”, afirma.

La dietista-nutricionista manifiesta que se puede comer de todo.

“Simplemente, vigila la cantidad y cómo lo preparas. Come de forma ordenada, evita saltarte comidas, pues tendrás ansiedad al día siguiente, busca cocciones ligeras, usa especias, aprende a cocinar y organiza tu despensa”, recomienda.

Respecto a las dietas depurativas o “detox”, tan habituales tras los excesos navideños, la especialista comenta que, si una persona mantiene unos buenos hábitos dietéticos y de estilo de vida no es necesario “depurar” o “detoxificar”.




El estrés acelera ataques cardíacos

• Agencia EFE

Investigadores de Harvard (EEUU) han vinculado el efecto del estrés constante en una zona muy profunda del cerebro con un mayor riesgo de padecer ataques cardíacos, informa la revista médica británica The Lancet.

Tras evaluar estudios de más de 300 personas, los investigadores observaron que las que tenían más actividad en la amígdala, zona de los lóbulos temporales que procesa las emociones, podían desarrollar enfermedades cardiovasculares con más posibilidades, añade la publicación.

La investigación fue realizada por un equipo de la Escuela Médica de Harvard, que ha puntualizado que el estrés es un factor de riesgo igual de importante que el tabaco o la presión arterial.

Según los investigadores, el estrés emocional ha estado siempre vinculado a un incremento de los males cardiovasculares, que afectan el corazón y los vasos sanguíneos, pero la forma en que ocurre no ha podido ser entendida en profundidad.

El análisis de los expertos indica que el incremento de actividad en la amígdala, una zona del cerebro que procesa las emociones, ayuda a explicar este vínculo, dice la revista.

Los investigadores sugieren que la amígdala envía señales a la médula ósea para producir más glóbulos blancos y éstos, a su vez, actúan en las arterias al provocar que éstas se inflamen, causando ataques cardíacos o apoplejías.

De esta manera, esta parte profunda del cerebro, cuando está en una situación de estrés, puede anticipar problemas cardiovasculares, según los expertos, que advierten, no obstante, de que hay que hacer más estudios sobre este vínculo a fin de confirmarlo.

Para llegar a su conclusión, los investigadores observaron dos estudios.

El primero estaba centrado en el análisis del cerebro, la médula ósea, el bazo y las arterias de 293 pacientes, a los que se les siguió de cerca durante casi cuatro años para saber si desarrollaban enfermedades cardiovasculares.

Durante ese periodo de tiempo, 22 pacientes enfermaron y fueron precisamente los que tenían más actividad en la amígdala.

El segundo estudio, que evaluó a 13 pacientes, se refería al vínculo entre el estrés y la inflamación en el cuerpo.

En este caso, los expertos observaron que los que tenían más estrés tenían también más actividad en la amígdala y había más evidencia de inflamación en la sangre y las arterias.

“Nuestros resultados aportan una revelación única de cómo el estrés puede llevar a enfermedades cardiovasculares”, dijo el autor del análisis, Ahmed Tawakol.




Aceite de oliva, tesoro mediterráneo

• Por Miriam Soto
EFE / REPORTAJES

“El mejor aceite de oliva es el que está en el árbol”, señala Moisés Caballero, secretario de la Denominación de Origen Protegida de Estepa (Sevilla), quien explica la importancia de la recolección temprana de la aceituna y la modernización de los métodos de producción para acortar los tiempos de producción con la intención de que el producto conserve intactas sus propiedades.

Un experto evaluando la calidad de un aceite de oliva virgen extra.

Un experto evaluando la calidad de un aceite de oliva virgen extra.

“El objetivo de la Denominación de Origen Estepa, es conseguir el mejor aceite de oliva virgen extra posible”, indica Caballero, quien matiza que, desde su creación en 2004, este organismo otorga su sello de calidad a las 17 almazaras —instalaciones donde se obtiene el aceite— que producen aceite de oliva desde hace 30 años para su cooperativa, en la comarca de Estepa (Sevilla) y Puente Genil (Córdoba).

El aceite que tiene la consideración virgen extra es el de mayor calidad posible y se extrae tras un proceso, únicamente mecánico, y directamente de las aceitunas, sin ningún otro elemento, obteniendo así un producto con olor y sabor característicos, fresco y sin defectos.

España es el país que cuenta con un cuarto del total de la superficie olivarera mundial. En la actualidad produce la mitad del aceite de oliva que se consume a nivel internacional.

España es el país que cuenta con un cuarto del total de la superficie olivarera mundial. En la actualidad produce la mitad del aceite de oliva que se consume a nivel internacional.

Según la regulación actual del Consejo Oleícola Internacional, este tipo de aceite de oliva no puede superar los 0,8 grados de acidez, expresado en porcentaje de ácido oleico libre; su mediana en defectos tiene que ser cero; y su mediana de frutado mayor que cero.

Precisamente según datos de este Consejo, España es el país que cuenta con un cuarto del total de la superficie olivarera mundial y en la actualidad produce la mitad del aceite de oliva que se consume a nivel internacional.

Recolección temprana

“Es necesario mejorar la cultura del aceite, conseguir que se valore el aceite de oliva virgen extra como fuente de sabor y de salud”, apunta el Secretario de la

Denominación de Origen, que explica que “el frutado, el amargor y el picante son las características fundamentales para reconocer un buen aceite de oliva virgen extra”.

Aceitunas recolectadas del árbol justo antes de entrar en la almazara en la comarca de la cooperativa Oleoestepa.

Aceitunas recolectadas del árbol justo antes de entrar en la almazara en la comarca de la cooperativa Oleoestepa.

Para lograr los estándares de calidad necesarios para producir este tipo de aceite, en la zona la recolección del fruto comienza entre octubre y noviembre, una recogida que tradicionalmente se inicia durante los meses de diciembre y enero.

“Esta recogida temprana de la aceituna en el estado de madurez conocido como de envero, se hace directamente desde el árbol, sin que el fruto entre en contacto con el suelo, y es cuando se obtienen los mejores aceites”, explican desde la denominación de origen.

“El método de recolección denominado ‘al vuelo’, está totalmente mecanizado, de forma que la aceituna llega a las almazaras en las mejores condiciones, ya que se acorta el periodo de producción respecto a los sistemas más tradicionales”, indica Caballero.

“Los agricultores están muy concienciados con la exigencia de calidad”, agrega el experto, quien explica que los aceites de oliva vírgenes extra de esta zona andaluza se elaboran por debajo de 27 grados de temperatura para facilitar que se conserven intactas, tanto sus cualidades saludables, como sus aromas y sus sabores.

Todo el proceso, desde la recogida de la aceituna hasta la elaboración de los aceites, se realiza siguiendo métodos de producción ecológica o integrada, que además de ser respetuosos con el medio ambiente, repercuten de forma positiva en la calidad del aceite de oliva virgen extra.