Presidente de la JCF suspira al planteamiento del gobernador de no cumplir con el Plan Fiscal

Michelle Gonzalez 23 October, 2018 0
Presidente de la JCF suspira al planteamiento del gobernador de no cumplir con el Plan Fiscal

(CyberNews) – El presidente de la Junta de Control Fiscal (JCF), José Carrión, tercero, suspiró profundamente el martes cuando le preguntaron qué haría si el Gobierno de Puerto Rico insiste en no cumplir en su totalidad el Plan Fiscal certificado.

“El suspiro es uno colectivo. Conocemos la situación que él confronta políticamente. Sabemos lo difícil que es tomar muchas de estas medidas en el plano político, pero estas son las circunstancias que nos han tocado a todos”, dijo Carrión, tercero en conferencia de prensa.

“Nos gustaría colaborar con el gobernador y su partido, su Legislatura para adelantar lo que entendemos que la hace falta a Puerto Rico”, añadió.

Según el presidente de la JCF, es importante trascender el discurso político e implantar los cambios que a su entender ayudarán a largo plazo.

“Este documento (el Plan Fiscal certificado) está levantando una bandera. Está manifestando que estamos a tiempo para hacer y tomar medidas que pudiesen cambiar nuestro futuro. De no hacerlo, estaremos donde estuvimos previo al huracán. Nuestra intención no es pelear con el Gobierno. Siempre hemos querido colaborar. Quiero que entiendan que no hacemos esto en ánimos agresivos, estamos en ánimos de colaborar”, sostuvo.

“Por su parte, el portavoz del gobernador ante la entidad federal creada bajo la Ley federal PROMESA, Christian Sobrino, sostuvo que el Plan Fiscal Certificado es “lo peor de los dos mundos”.

“Ahora mismo lo que estamos objetando es que se incluyeron unas proyecciones que no son reales. De hecho, son tan irreales, que el presidente (de Estados Unidos) reaccionó a ellas. Cuando publicamos nuestro borrador de Plan Fiscal en septiembre el presidente no reaccionó. El documento que se publicó ayer provocó que Donald Trump cogiera su celular y disparara contra la Junta”, mencionó.

“La Junta propone un superávit que es el doble del que el gobierno propuso. Y el día después viene el presidente y tira un tuit. Eso no fue a nosotros”, sostuvo Sobrino, en referencia al comentario del presidente Donald John Trump de que no se puede usar los fondos del huracán María para pagar deudas viejas.

Durante la décimo quinta reunión pública que celebró la JCF y en la cual se certificaron los planes fiscales del Gobierno de Puerto Rico y de la Universidad de Puerto Rico, algunos de sus integrantes se defendieron de las críticas de algunos de los presentes que entienden las determinaciones que ellos toman se basan en cálculos matemáticos y en su estilo de vida, sin tomar en cuenta las consecuencias humanas.

“A todo el mundo le duele la situación en la que se encuentra el país. Esto no es fácil para nadie. Estoy de acuerdo en que la situación que la causaron los estudiantes no la causaron los estudiantes que están en la escuela hoy, pero el problema es que este es el mundo en el que nos encontramos. Nadie lo hace con gusto y nadie lo hace sin entender las implicaciones”, expresó Ana Matosantos.

“Muchos (de nosotros) no  hemos vivido una vida llena de privilegios. Mis padres fueron servidores públicos y yo estudié en la Universidad por becas. Me molesta un poco esos comentarios, porque parecen indicar que uno no tiene sensibilidad personal a estos temas y la realidad es que la tenemos. Pero la realidad es que Puerto Rico se ha metido en un agujero muy profundo del que no vamos a poder salir sin sacrificio”, sentenció por su parte José Ramón González.

“Ciertamente no hay nada justo en lo que está pasando con la Universidad de Puerto Rico. No hay nada justo en que le corten a uno los beneficios del plan de salud. No es nada justo que un bonista no cobre su dinero. No es nada justo que los impuestos tengan que subir por esta situación. Una de las responsabilidades de ser líder es que cuando se hacen mal las cosas, hay inocentes que terminan lastimados. Y eso en Puerto Rico es exactamente lo que estamos viendo.

Nosotros no podemos obligar al Congreso y obligarlos a que le den más dinero a Puerto Rico. Estamos tratando de tomar las decisiones que tengan menor daño. No quiere decir que no habrá dolor, que no será justo. Pero es una situación difícil que ninguno de nosotros habíamos experimentado antes”, declaró Andrew Biggs.

El presidente de la Junta de Gobierno de la  UPR, Waldemar Alomar alegó que el Plan Fiscal certificado es “tiene unas alternativas” que no necesariamente serán las que se implanten por la Universidad del Estado. Como por ejemplo, expuso que las consolidaciones de Recintos establecida en el Plan Fiscal no necesariamente será el que implantará el presidente, Jorge Haddock. Se supone que en el mes de diciembre Haddock dará a conocer como finalmente se consolidarán los recintos.

“Nosotros entendemos que la Junta (de Control Fiscal) no va a llegar a ese nivel de ‘micromanagement’  de decir dónde va a estar un recinto con otro. El plan (fiscal) es el mapa a seguir. Por ejemplo, en el tema del Bono de Navidad. Nosotros entendemos que tenemos los fondos necesarios para cumplir con el Bono de Navidad y lo vamos a estar pagando. Hay algunos asuntos que entendemos que caen en la gobernanza de la Universidad como es esa (el pago del Bono de Navidad), como es el tema de las consolidaciones y el tema de las exenciones (de matrícula). Nosotros nos vamos a mantener en proveerlas. No es en desafío, pero si demostrándole a la Junta que las estamos otorgando, porque podemos otorgarlas”, expuso el profesor Alomar.

El nuevo Plan Fiscal Certificado del Gobierno proyecta un superávit primario hasta el 2033 y un déficit primario del 2034 hasta el 2058, basado en que para esa fecha culmina el efecto de los fondos federales recibidos tras El Paso del huracán María.

image_pdfimage_print

Leave A Response »