“Moonlight” y “La La Land”, cara y cruz de un error histórico

El Expresso de Puerto Rico 27 February, 2017 0
“Moonlight” y “La La Land”, cara y cruz de un error histórico

por Alicia García de Francisco /EFE

Un error en el anuncio del último Óscar de la noche empañó una 89 edición en la que “La La Land” iba encaminada a ser la gran triunfadora, pero que perdió el premio gordo, el de mejor película, a manos de “Moonlight”. Aunque por un par de minutos la gloria perteneció al musical de Damien Chazelle, el director más joven en conseguir una estatuilla.

Emma Stone, con su premio a mejor actriz por La La Land.

Emma Stone, con su premio a mejor actriz por La La Land.

El musical “La La Land” llegó a la gala de los Óscar como la gran favorita de la edición con 14 nominaciones y cuando se anunció el último premio, el de mejor película se corroboraba que era la gran ganadora de la noche. Pero fue un espejismo.

Warren Beatty y Faye Dunaway, los encargados de anunciar ese último Óscar, leyeron “La La Land” porque, de alguna manera, la tarjeta que les habían entregado era la del premio anterior, el que se había llevado Emma Stone, la protagonista del musical.

Pero la ganadora en realidad era “Moonlight”, como se encargaron de mostrar las cámaras de televisión que retransmitían la ceremonia.

Mahershala Ali, Emma Stone,Viola Davis y Casey Affleck.

Mahershala Ali, Emma Stone,Viola Davis y Casey Affleck.

El equipo de “La La Land”, que ya estaba agradeciendo el premio desde el escenario del teatro Dolby, fue el que finalmente anunció que el Óscar era para “Moonlight”, que se hizo así con el galardón más deseado.

Hasta entonces había sido una noche de reconocimientos muy repartidos, aunque “La La Land” se llevó el mayor número, seis.

Entre ellos el de mejor director para Damien Chazelle, con récord incluido ya que lo consiguió con 32 años y 38 días, superando a Norman Taurog, quien ostentaba hasta ahora el récord con 32 años y ocho meses, su edad cuando logró el premio por su película “Skippy” en 1931.

También se llevó los de diseño de producción, banda sonora, mejor canción (por el tema “City of Stars”), dirección de fotografía y actriz protagonista.

Mientras que “Moonlight” unió, al de mejor película, los de actor de reparto (Mahershala Ali) y guion adaptado.

La tercera película en discordia, “Manchester by the Sea”, que aspiraba a siete Óscar, se tuvo que contentar con los de guion original y mejor actor protagonista, para Casey Affleck.

Emma Stone y Casey Affleck, la pareja de la noche

Affleck era el gran favorito y se cumplieron los pronósticos.

Casey Affleck

Casey Affleck

Hasta ahora conocido por ser el hermano de pequeño Ben Affleck, con su interpretación en “Manchester by the Sea” Casey Affleck se ha hecho un hueco propio y permanente en Hollywood.

Damien Chazelle, ganador al Óscar al mejor director.

Damien Chazelle, ganador al Óscar al mejor director.

Era su segunda nominación tras la de “The Assassination of Jesse James by the Coward Robert Ford” en 2008, aunque aquella fue como actor secundario.

Pero el duro papel de un padre en duelo que le regaló el director Kenneth Lonergan -previo rechazo de Matt Damon- le situó desde el primer momento como el gran favorito para un Óscar que le llega tras ganar el Globo de Oro, el Bafta británico y el Spirit.

Los mismos premios que había logrado Emma Stone por su interpretación de Mia en “La La Land” y que también le valió el Óscar.

Stone enamoró a público y crítica con el papel de una joven aspirante a actriz que se mueve por Los Ángeles como por un cuento de hadas.

Era la segunda nominación en la carrera de esta actriz de 29 años que ya optó al Óscar, a mejor secundaria, por “Birdman”, del mexicano Alejandro González Iñárritu.

Por su papel en el musical de Chazelle, Stone se hizo además con la Copa Volpi de la Mostra de Venecia, el lugar donde la película comenzó a desplegar su encanto.

Mahershala Ali y Viola Davis hicieron buenos los pronósticos

Viola Davis

Viola Davis

En lo que se refiere a las interpretaciones de reparto, tampoco hubo sorpresas y se los llevaron Mahershala Ali, por “Moonlight” y Viola Davis, por “Fences”.

Mahershala Ali

Mahershala Ali

Dos intérpretes negros después de que en la edición anterior no hubiera actores de color nominados a los Óscar. Pero su logro quedó en un segundo plano tras el error en la lectura del último premio.
Ali, el primer musulmán en ganar un Óscar -un dato que sin embargo la Academia de Hollywood dijo no poder confirmar al cien por cien-, se llevó el premio en su primera nominación, por su papel de narcotraficante a pequeña escala en el drama dirigido por Barry Jenkins.

Mientras que Davis se hizo con la estatuilla por su papel en el drama dirigido y protagonizado por Denzel Washington, en su tercera nominación, tras las conseguidas por “The Help” (2011) y “Doubt” (2008). Y recogió el Óscar entre lágrimas y con un discurso muy sentido.

“Moonlight”, que llegó a la gala con ocho nominaciones, se fue con dos. La de Ali y la de mejor guion adaptado sobre la historia semiautobiográfica de Tarell Alvin McCraney.

Los técnicos muy repartidos y los latinos de vacío

Más allá de los grandes premios, los Óscar técnicos estuvieron de lo más repartidos.

Barry Jenkins, director de Moonlight.

Barry Jenkins, director de Moonlight.

Solo “Hacksaw Ridge” consiguió repetir y se llevó dos estatuillas a mejor montaje y mezcla de sonido. Y varias películas se fueron de la gala con un único premio: “Fantastic Beasts and Where to Find Them” (Vestuario), “Suicide Squad” (Peluquería y Maquillaje), “Arrival” (Edición de Sonido) y “The Jungle Book” (Efectos Visuales).

Y menos aún se llevaron los nominados latinos, que se fueron de vacío del teatro Dolby.

Rodrigo Prieto no consiguió el que hubiera sido el cuarto Óscar consecutivo a mejor dirección de Fotografía para un mexicano por “Silence”, que perdió frente a “La La Land”.

Lin-Manuel Miranda tampoco se llevó el de mejor canción al que optaba por el tema de “Moana” y que fue igualmente para “La La Land” por el tema “City of Stars”.

Ni el español Juanjo Giménez, nominado al mejor cortometraje por “Timecode”, un premio que fue a parar a “Sing (Mindenki)”, de los húngaros Kristof Deák y Anna Udvardy.

Hollywood contra Trump

Una gala que tiró a dar a Donald Trump desde incluso antes del comienzo, cuando varios de los nominados pasearon por la alfombra roja con lazos azules en apoyo a la Unión para las Libertades Civiles en América (ACLU), una de las voces que más duro se ha opuesto a la política del presidente de Estados Unidos contra los musulmanes e inmigrantes.

Ya en la gala, el presentador, Jimmy Kimmel, comenzó su primera intervención resaltando los efectos de las políticas de Trump: “Esta emisión está siendo vista por millones de americanos y en más de 225 países de todo el mundo que ahora nos odian”.

Y también pidió un aplauso para Meryl Streep, que se convirtió en ovación, por su vigésima nominación al Óscar y sus numerosas “sobrevaloradas interpretaciones”, en alusión a Trump, que uso ese calificativo contra la actriz cuando esta le criticó en los Globos de Oro.

Kimmel también envió, en directo, el tuit de la noche. “Hola, Donald Trump. ¿Estás por ahí?” fue reenviado por 150.000 personas en solo 10 minutos.

Pero no fue el único, los mensajes contra el presidente de EE.UU. se sucedieron durante toda la ceremonia aunque de manera más bien sutil.

El iraní Asghar Farhadi ya había mostrado su oposición al veto de Trump a la entrada de los ciudadanos de siete países musulmanes al no asistir a la gala.

Ganó el Óscar a mejor película en lengua no inglesa por “The salesman” y en un discurso de agradecimiento leído por la ingeniera iraní-americana Anousheh Ansari, el realizador criticó las guerras que se imponen a la democracia y a los derechos humanos.

Todo ello en una gala eminentemente musical, no solo por la victoria de “La La Land”. Uno de los momentos más distendidos de la noche fue cuando la ceremonia comenzó con un Justin Timberlake que puso a todo el mundo a bailar con su tema “Can’t Stop The Feeling” de la banda sonora de “Trolls”.

image_pdfimage_print

Leave A Response »