Mexicano pide pruebas de ADN para evitar su ejecución en Texas

El estado de Texas pretende ejecutar la próxima semana al mexicano Rubén Ramírez Cárdenas por la violación y asesinato de su prima en 1997, pero su defensa confirmó hoy a Efe que ha pedido nuevas pruebas de ADN para demostrar su inocencia mientras México también presiona para impedir su muerte.

A Ramírez, que nació en Guanajuato hace 47 años, lo ejecutarán el el próximo miércoles con una inyección letal administrada pasadas las 18.00 hora local (23.00 GMT) en la prisión de Huntsville (Texas) si la estrategia de la defensa no logra su propósito.