Lo pierden todo en incendio

Michelle Gonzalez 16 March, 2017 0
Lo pierden todo en incendio

Michelle González Paonessa

michelle@elexpresso.com

TOA BAJA — Con un dolor que no puede describir, con voz quebrantada y llorando, Omar Nieves Arroyo, relató a El Expresso el sufrimiento que le ha causado la pérdida de su hogar tras un voraz incendio.

Su familia de cinco miembros residía en la comunidad de Campanilla, pero quedó en la calle luego que la residencia que los albergó por muchos años fue totalmente destruida por un fuego causado por un aparente corto circuito.

Los padres de tres menores de edad, relataron que lo único que no perdieron durante el incendio fueron documentos personales y títulos de propiedad, pues en ese momento los tenían en sus manos.

Fue el martes de la pasada semana que Nieves Arroyo junto a su esposa Yara Silva Acevedo se toparon con el fuego al llegar a su casa luego de visitar las oficinas del Departamento de la Vivienda en Bayamón, donde acudieron a solicitar ayuda.

“Precisamente, llegamos de Vivienda porque habíamos pedido un techo hacía ya algún tiempo. Estábamos citados y nos encontrábamos en el proceso de entregar los papeles que nos faltaban, pero luego de comprar un pan en el supermercado aquí cerca, llegamos a la casa, entramos y me dio un fuerte olor a humo, abrí una puerta y esto se incendió. La casa se quemó completa en cuestión de segundos, no dio tiempo de hacer nada, solo solté al perro,” describió Nieves Arroyo.

Dijo que el vecino sacó la manguera y juntos trataron de apagarlo, “pero todo fue bien rápido”, explicó el hombre de 42 años al mostrar pedazos de lo que era su máquina de recortar grama.

Nieves Arroyo relató que, a pesar de haber solicitado una vivienda temporera a través del gobierno, había invertido en comprar nuevas puertas para los cuartos de la residencia de madera y zinc, y la construcción de gabinetes para la cocina.

Mencionó que días antes del incendio le quitó el plástico a unos colchones que les habían regalado, y hasta había instalado algunos muebles de sala.

Destacó que cuenta con una carta firmada por el pasado alcalde, Aníbal Vega Borges, para la reconstrucción de lo que era su residencia.

“Yo me dedico a recortar grama, soy el mejor jardinero en toda esta área, perdí lo único que me dejaba dinero y lo peor es la situación de los nenes, lo perdieron todo, ropa, zapatos, juguetes, sus equipos electrónicos, televisores… Es una situación bien difícil. No tenemos comida pero tenemos mucha fe en nuestro Dios”, dijo el padre de Génesis, de 15 años, Carlos, de 14 y Natalia, de 11.

El Expresso fue testigo del momento en que ciudadanos ajenos a esta familia llegaban con artículos de primera necesidad y ropa para los niños. Nieves Arroyo dijo que su pérdida ha llegado a muchas familias que, conmovidas por la situación, se han acercado a ofrecerles ayuda.

Dijo que ya les asignaron vivienda en un residencial de Cataño. “Estamos muy agradecidos con todo Puerto Rico. Ha venido aquí gente de Aguadilla, Humacao, Manatí, gente de la Iglesia, trabajadores sociales de las escuelas, del municipio, personas de hasta Estados Unidos nos han enviado varias cositas, todo pasa por un propósito y lo importante es que estamos respirando y estamos vivos”, dijo la madre Yara Silva, quien también mencionó que incendio destruyó parte de los artículos que se habían comprado para la celebración del quinceañero de una de sus hijas.

Ante la precaria situación de esta familia, se solicita de emergencia ropa, muebles y artículos de primera necesidad, entre otros. Si usted desea ayudar puede comunicarse al (939)250-9073 o a través de la cuenta Pro Fondos Yara Silva Acevedo del Banco Popular: 240514957.

 

 

Omar Nieves Arroyo busca entre los escombros de la casa de madera y zinc convertida en cenizas

 

Numerosas personas, generosamente, les han llevado ropa y otros artículos de primera necesidad.

image_pdfimage_print

Leave A Response »