Google premia 26 investigaciones tecnológicas

El gigante tecnológico Google premió hoy en la ciudad brasileña de Belo Horizonte a las 26 investigaciones científicas latinoamericanas que “realmente están cambiando a la región”, a las que otorgará un total de 535,000 dólares en apoyos financieros y becas para sus investigadores.

En la sexta versión de los Latin American Research Awards (LARA), la compañía reconoció 17 proyectos de Brasil, cinco de Colombia, dos de Argentina, uno de México y otro de Perú, entre más de 300 concursantes de una docena de universidades en Latinoamérica.

“Nuestro interés es acelerar las búsquedas en la frontera del conocimiento. LARA tiene como objetivo primario financiar proyectos en los que el investigador sale de las aulas para abordar problemas del mundo real en esta región”, explicó a Efe Berthier Ribeiro-Neto, director del Centro de Ingeniería de Google en Belo Horizonte.

Estos galardones, explicó el también creador del programa, están dirigidos a estudiantes de maestría o doctorado así como profesores o tutores de los centros de estudio de la región que busquen financiación para su desarrollo y posterior puesta en marcha.

En el caso de los ganadores de este año, en cada proyecto de doctorado el estudiante y tutor seleccionados recibirán por un año 1,200 dólares mensuales y la facultad a la que pertenece 750, mientras que en las iniciativas de maestría los responsables contarán con 750 dólares mensuales y su centro de estudio con 675.

“Además, todo lo que se produzca bajo esta iniciativa corresponde a los estudiantes, tutores o instituciones. No tenemos ningún interés comercial en esto”, añadió el ingeniero al que Google compró su compañía en 2005 en la primera adquisición fuera de EE.UU.

Todas las propuestas inicialmente recibidas compitieron en las categorías de Internet de las Cosas, Interacción persona computadora, Geolocalización, “Data mining” (minería de datos), dispositivos móviles o “Machine learning” (aprendizaje de máquina).

Según datos entregados por Google en la ceremonia, diez de los proyectos ganadores corresponden a esa última tecnología y un total de 4 proyectos son liderados exclusivamente por mujeres, un dato “alentador” para la compañía de Mountain View (California, EE.UU.).

Las soluciones brasileñas, que arrasaron con la mayoría de los premios, abordaron temas que van desde el diagnóstico de enfermedades, las noticias falsas, la domótica, la agricultura asistida por móviles, las consecuencias del cambio climático en la región y los complejos modelos matemáticos de identificación.

También destacaron ideas como “Internet de las Cosas para monitorear a la madre embarazada en riesgo de preeclampsia” (Colombia), “predicción de epidemias de zika usando redes sociales y de contacto vectorial” (México), un “tutor virtual para Práctica de Pronunciación de Inglés” (Argentina) o la “reducción de la complejidad, tiempo y costo del diagnóstico de la tuberculosis a través del uso de microscopía sin lentes” (Perú).

Durante esta entrega, se realizó además la presentación de algunas de las ideas reconocidas y un panel centrado en la aplicación “efectiva y social” del Aprendizaje de máquina con algunos de los investigadores premiados e ingenieros de Google.

Precisamente, el profesor brasileño Jorge Arigony Neto presentó los avances de su proyecto de fabricación de estaciones autónomas de bajo costo para medir el impacto del cambio climático en los glaciares, una idea que ya ha sido financiada por los LARA por tres años y que muestra avances en la lucha contra el deshielo.

“El cambio climático es un hecho. Por eso hallamos la manera de construir sensores metereológicos de bajo costo y saber cuánto se derriten los glaciares”, ejemplificó, al mostrar los artefactos construidos con estructuras de PVC y que cuentan con paneles solares y equipos de transmisión en tiempo real de los datos.

Según explicó Google a Efe, cada una de estas propuestas fue evaluada por 40 ingenieros del Centro de Ingeniería para verificar su impacto en las comunidades y elegir el ganador.

“Crear soluciones que ayuden al hombre común es muy fácil. La pregunta es cómo impulsar estas investigaciones”, dijo Ribeiro-Neto.