Federales hallan 10 indocumentados dominicanos tras entrar ilegalmente a Puerto Rico

La Patrulla Fronteriza de Estados Unidos (CBP, por sus siglas en inglés)  y la Policía de Puerto Rico detuvieron a detuvieron a 10 extranjeros indocumentados de la República Dominicana durante dos incidentes separados ocurridos el miércoles en la costa oeste de la isla, informaron el jueves las autoridades federales.

“Seguimos atentos a cualquier incursión de contrabando, incluso durante esta temporada de vacaciones locales”, dijo Ramiro Cerrillo, agente jefe de patrulla del sector de la Patrulla Fronteriza de Ramey en declaraciones escritas.

Detalló que el 3 de enero, agentes de la Patrulla Fronteriza asignados a la estación de Ramey respondieron a 2 eventos de contrabando marítimo reportados en las ciudades de Añasco y Cabo Rojo.

Los agentes de la Patrulla Fronteriza, los activos de Operaciones Aéreas y Marítimas de CBP, junto con las Fuerzas Conjuntas de Rápida Acción (FURA) de la Policía de Puerto Rico acudieron a las áreas inmediatas de ambos desembarcos y localizaron un total de 10 extranjeros indocumentados, todos afirmando ser ciudadanos de la República Dominicana.

Desde el comienzo del Año Nuevo, los agentes de la Patrulla Fronteriza han detenido a 49 extranjeros que han ingresado ilegalmente a los Estados Unidos a través del Pasaje de la Mona.

Todos los indocumentados fueron transportados a la estación de la Patrulla Fronteriza de Ramey para su procesamiento.

Explicó, además, que las empresas ilegales de contrabando marítimo que llegan a Puerto Rico desde la República Dominicana son generalmente transportadas en embarcaciones de madera, comúnmente denominados “yolas”. Una “yola” típica es una embarcación insegura, generalmente sin potencia con un solo motor fuera de borda, y sobrecargada con un gran número de pasajeros y sin chalecos salvavidas.