Dodgers, Gigantes y Nacionales comenzaron explosivos; Kershaw, intratable

El Expresso de Puerto Rico 5 April, 2016 0
Dodgers, Gigantes y Nacionales comenzaron explosivos; Kershaw, intratable

HOUSTON (EFE) – Los fuegos artificiales comenzaron de inmediato en la Liga Nacional con una auténtica explosión de bateo poderoso en la jornada inaugural de la Liga Nacional, en al que destacaron las victorias conseguidas por los Dodgers de Los Ángeles, Gigantes de San Francisco y Nacionales de Washington.

El abridor zurdo Clayton Kershaw brilló y el piloto novato Dave Roberts tuvo un debut triunfal, en el partido que los Dodgers ganaron de visitantes por paliza de 15-0 a los Padres de San Diego.

Kershaw (1-0) limitó a San Diego a un hit en siete entradas, y recetó nueve ponches. En el tercer episodio, con dos outs, recibió un sencillo de Jon Jay al jardín izquierdo, antes de retirar a sus últimos 13 rivales, y dejar marca de 4-0 en seis aperturas en el juego inaugural de la temporada.

El mexicano Adrián González conectó tres de los 17 imparables que pegaron los Dodgers y produjo tres carreras. A.J. Ellis produjo otras tres, mientras que Chase Utley bateó tres indiscutibles y logró un par de impulsadas.

El abridor Madison Bumgarner contrajo una inoportuna infección justo antes del día en que los Gigantes comenzaban la temporada. Para su fortuna, Denard Span pego un gran cuadrangular y luego los demás compañeros “se contagiaron”.

Span disparó un jonrón y produjo cinco carreras en su debut con San Francisco, y los Gigantes vencieron a domicilio 12-3 a los Cerveceros de Milwaukee, pese a una irregular actuación de su as Bumgarner.

Junto a Span, que conectó su jonrón de tres carreras con dos “outs” en el octavo episodio, Joe Panik y Buster Posey le siguieron con cuadrangulares frente al dominicano Ariel Peña.

Fue la primera vez que los Gigantes despacharon tres jonrones seguidos en un día inaugural. También fue la primera ocasión que un equipo lo consigue en la jornada inaugural desde los Padres en 1997, informó el equipo de San Francisco.

El otro equipo que pegó tres vuelacercas seguidos en un juego inaugural fueron los Medias Rojas, en 1948.

Daniel Murphy brilló en su debut con Washington al batear un jonrón y remolcar la carrera decisiva con un doble en el décimo episodio y los Nacionales derrotasen 4-3 a los Bravos de Atlanta.

Bryce Harper, el vigente Jugador Más Valioso (MVP) del Viejo Circuito, pegó un jonrón en su primer turno de la temporada por los Nacionales.

Abajo 3-2 en el noveno, Washington empató con un elevado de sacrificio de Michael Taylor. Atlanta casi sentenció la victoria, pero Jayson Werth anotó cuando el receptor A.J. Pierzynski dejó caer el tiro acertado del venezolano Ender Inciarte para sacar out a Werth en el plato.

El doble de Murphy con un “out” ante Eric O’Flaherty (0-1) remolcó a Ryan Zimmerman desde la intermedia. Zimmerman se embasó tras un error en el tiro del segunda base Gordon Beckham.

Trevor Story se convirtió en el primer jugador en pegar dos jonrones en su debut en las Grandes Ligas en el primer día de la temporada, y los Rockies de Colorado empañaron el esperado estreno del abridor estelar Zack Greinke con Arizona al imponerse por 10-5 a los Diamondbacks.

Greinke (0-1), que firmó contrato de seis años y 206,5 millones de dólares con Arizona, tuvo su peor trabajo en casi cuatro años, al ceder siete carreras, seis de ellas en un episodio.

No permitía tantas anotaciones en un mismo juego desde que los Diamondbacks le hicieron siete el 26 de mayo de 2012, cuando jugaba con los Cerveceros.

Greinke admitió tres cuadrangulares en un partido por primera vez desde el 19 de agosto de 2009.

Con una duración de 4 horas y 11 minutos, fue el juego a nueve entradas más largo en la historia de los Diamondbacks.

Zack Cozart conectó tres imparables y produjo la carrera del empate con un elevado de sacrificio en el octavo episodio y el canadiense Joey Votto le siguió con un sencillo que limpió las bases para que los Rojos de Cincinnati derrotasen 6-2 a los Filis de Filadelfia en un duelo de inicio de temporada que enfrentó a los dos peores equipos de la pasada campaña.

Los Rojos anotaron cinco veces en el octavo ante el nuevo bullpen de Filadelfia.

Jay Bruce coronó el ataque con un sencillo de dos anotaciones ante 43.683 fanáticos, la mayor concurrencia para un juego de temporada regular en el estadio Great American Ball Park.

Ambos equipos están en plan de renovación. Los Filis tuvieron el peor récord de las mayores en 2015 con 63-99, mientras que los Rojos les superaron por apenas un juego.

El cubano Raisel Iglesias, el abridor de Cincinnati con menos experiencia en una jornada inaugural en 36 años, permitió seis indiscutibles en seis entradas, con siete ponches.

Ross Ohlendorf (1-0) se apuntó la victoria al ponchar al único rival que enfrentó.

image_pdfimage_print

Leave A Response »