Cuide sus ojos en verano

El Expresso de Puerto Rico 17 August, 2017 0
Cuide sus ojos en verano

En los meses de estío (verano) sabemos de la importancia de proteger nuestra piel y nuestro cabello del sol, pero solemos olvidarnos de los ojos…

• Purificación León
Reportaje / EFE

Es aconsejable proteger nuestros ojos en todas las épocas del año pero, sobre todo, en verano.

Si frotamos nuestros ojos con las manos sucias es fácil adquirir una infección. —(EFE / Gary M. Williams)

Si frotamos nuestros ojos con las manos sucias es fácil adquirir una infección. —(EFE / Gary M. Williams)

“Ya sea en la ciudad, la playa o la montaña, las radiaciones solares son más incisivas durante este periodo, lo que suele resecar el ojo y ocasionar picores, ardor, visión borrosa, sensibilidad a la luz y sensación de arenilla en el ojo”, explica María Carmen Serrano, óptico optometrista de una reconocida óptica online fundada en 2014 en Sevilla (sur de España).

Del mismo modo, los especialistas de la Asociación Americana de Optometría indican que si los ojos están expuestos a una cantidad excesiva de radiación ultravioleta durante un periodo de tiempo corto, es posible experimentar fotoqueratitis.

Los especialistas de la Asociación Americana de Optometría indican que si los ojos están expuestos a una cantidad excesiva de radiación ultravioleta durante un periodo de tiempo corto, es posible experimentar fotoqueratitis. —(EFE / Michael Nelson)

Los especialistas de la Asociación Americana de Optometría indican que si los ojos están expuestos a una cantidad excesiva de radiación ultravioleta durante un periodo de tiempo corto, es posible experimentar fotoqueratitis. —(EFE / Michael Nelson)

“Es algo similar a una quemadura solar en los ojos y puede resultar muy dolorosa”, alertan.

Los síntomas de la fotoqueratitis incluyen “ojos rojos, sensación de cuerpo extraño en el ojo, una extremada sensibilidad a la luz y un lagrimeo excesivo.

Afortunadamente, estos síntomas suelen ser temporales y no es habitual que causen un daño permanente en los ojos”, apuntan.

Asimismo, señalan que cuanto más tiempo permanezcan los ojos expuestos a la radiación solar, mayor será el riesgo de desarrollar cataratas o degeneración macular en el futuro.

Lo importante está en la lente

Es aconsejable proteger nuestros ojos en todas las épocas del año pero, sobre todo, en verano. —(EFE / Gero Breloer)

Es aconsejable proteger nuestros ojos en todas las épocas del año pero, sobre todo, en verano. —(EFE / Gero Breloer)

“No está claro cuánta exposición solar puede producir daño. Por lo tanto, siempre que pase tiempo al aire libre, póngase unas gafas de sol de calidad que ofrezcan protección ante la radiación ultravioleta y lleve también un sombrero o una gorra con una visera amplia”, recomiendan.

De igual manera, los expertos de la firma Bluenty.com afirman que unas gafas de sol de calidad serán la mejor compañía durante todo el período estival.

“Debemos tener en cuenta que hay que comprar las gafas de sol en ópticas reconocidas y no en tiendas de moda, ya que en algunos casos son sólo un bonito diseño y pueden dañar seriamente nuestros ojos. Lo más importante de las gafas es lo que no ves y se encuentra en sus lentes”, manifiestan.

Mar, piscinas…

La Fundación Salud Visual subraya que afecciones como la queratoconjuntivitis, la queratitis o las cataratas prematuras pueden aparecer debido al uso de gafas de sol que no han superado los controles sanitarios necesarios.

En estos meses de estío, todos somos conscientes de la importancia de proteger nuestra piel del sol e incluso nuestro cabello, pero solemos olvidarnos de los ojos.

En estos meses de estío, todos somos conscientes de la importancia de proteger nuestra piel del sol e incluso nuestro cabello, pero solemos olvidarnos de los ojos.

“Las gafas de sol que se venden de forma ilegal y en establecimientos no autorizados no llevan lentes con filtros de protección solar adecuados, de ahí que sean el desencadenante de estos problemas”, añade.

Pero, además de utilizar unas gafas de sol adecuadas, los especialistas de Bluenty.com aconsejan proteger los ojos también dentro del agua.

“Las piscinas son un importante foco de irritaciones e infecciones oculares. El cloro irrita la conjuntiva del ojo y puede dar lugar a una queratoconjuntivitis. En la playa, la sal puede producir irritaciones”, detallan.

Cuanto más tiempo permanezcan los ojos expuestos a la radiación solar, mayor será el riesgo de desarrollar cataratas o degeneración macular. —(EFE / Kai Försterling)

Cuanto más tiempo permanezcan los ojos expuestos a la radiación solar, mayor será el riesgo de desarrollar cataratas o degeneración macular. —(EFE / Kai Försterling)

“Es importante utilizar gafas de buceo para proteger los ojos del cloro, de la sal marina y de los hongos y bacterias que pueden estar presentes en el agua.

También hay que abstenerse de nadar con las lentes de contacto puestas”, advierten.

Otra de sus recomendaciones es evitar la sequedad ocular. En este sentido, explican que el uso prolongado del aire acondicionado aumenta la incidencia del síndrome del ojo seco, por lo que consideran que las lágrimas artificiales pueden ser útiles en determinados casos, ya que refrescan y calman las molestias oculares leves.

También afirman que hay que tener cuidado con la luz azul que desprenden los terminales móviles, pues incide directamente en la retina y provoca cansancio ocular e incluso enrojecimiento de los ojos.

“Optar por unas gafas con filtro de luz azul, que suprimen en torno al 20% de las longitudes de onda corta del espectro visible, mejorarán la comodidad mientras se utilizan estos dispositivos”, precisan.

“Para protegernos del síndrome del ojo seco, los ácidos grasos Omega 3 ayudan”, apuntan los expertos.

Por último, destacan la importancia de lavarse las manos con frecuencia.

image_pdfimage_print

Leave A Response »