Thursday, 20-September-2018 11:36 am
Email
Favoritos
  • Búsqueda de El Expresso
Sobre nosotros...
           Edicion Digital           

Nuestra portada

Nuestra portada

Newslettler

Los Middleton: un toque de frescura a la familia real Correo electrónico
Jueves 28 de Abril de 2011 09:59
In this Tuesday, Nov. 16, 2010 file photo, Michael and Carole Middleton, the parents of Kate Middleton, make a statement on the engagement of their daughter to Britain's Prince William, outside their home near the village of Bucklebury, England. In joining the royal clan, Kate Middleton is going from her family business to Britain's first family, nicknamed The Firm. Her own background should have helped prepare her for the formidable challenge. The Middleton clan is blessed with strong ties and commercial savvy. Kate's parents, Michael and Carole, went from airline employees to owners of a successful small business who gained their children access to Britain's loftiest social circles. Michael Middleton was a flight dispatcher and Carole Goldsmith a flight attendant before they married and, in the 1980s, set up Party Pieces, a business selling balloons, candles, streamers and other mail-order party supplies. (AP Photo/Stefan Rousseau/Pool, File)Por JILL LAWLESS

LONDRES (AP) —
Al casarse con el príncipe Guillermo, Kate Middleton se ve promovida del negocio familiar a la familia real.

Sus propios antecedentes presumiblemente le ayudarán a prepararse para el formidable desafío.

El clan Middleton goza de vínculos firmes y sagacidad comercial. Los padres de la novia, Michael y Carole, pasaron de empleados de aerolínea a propietarios de un negocio exitoso que ganó a sus hijos acceso a los máximos círculos sociales británicos.

Michael Middleton era despachante de vuelos y Carole Goldsmith azafata antes de casarse. En los años 80 lanzaron Party Pieces, un negocio de venta por correo de globos, cirios y otros enseres para fiestas.

Les fue suficientemente bien como para adquirir una mansión en el pueblo acomodado de Bucklebury donde fueron a vivir con sus hijos Kate, ahora de 29 años, Pippa, de 27, y James, de 24. Los vecinos hablan bien de ellos y protegen la privacidad de la familia. Un residente, Brian Ward, recuerda a Kate como "una niña muy común y corriente".

Los Middleton se esforzaron por dar a sus hijos todas las ventajas posibles. Los hermanos asistieron al Marlborough College, una escuela de pupilos que cuesta 30.000 libras (47.000 dólares) anuales a los que asisten algunos de los más ricos de Gran Bretaña. Entre sus ex alumnos está la princesa Eugenia, prima del príncipe Guillermo.

Kate asistió a la venerable Universidad de St. Andrews en Escocia, una institución de 600 años, donde tuvo por compañero a Guillermo, segundo en sucesión al trono.

Su familia también posee un departamento de un millón de dólares en la zona de Chelsea en Londres, donde los hijos han vivido mientras trabajaban en la capital. Todos han trabajado para la empresa familiar.

Aun acaudalados, los Middleton son una familia de clase media que muchos consideran un saludable aliento de aire no aristocrático que infunde frescura a la familia real.
 
Copyright © 2018. Periodico El Expresso.