Thursday, 20-September-2018 11:33 am
Email
Favoritos
  • Búsqueda de El Expresso
Sobre nosotros...
           Edicion Digital           

Nuestra portada

Nuestra portada

Newslettler

La recesión intensifica el descontento de la Generación X Correo electrónico
Viernes 02 de Julio de 2010 10:20
Por MARTHA IRVINE

CHICAGO (AP) —
Están inquietos y tienen los nervios de punta, cansados de esperar por ascensos laborales que no llegan pues por la crisis sus superiores han aplazado su jubilación.

Un buen número de ellos simplemente está esperando que la economía repunte para que puedan cambiar de trabajo, hallar algo más satisfactorio y obtener lo que creen que merecen. Ah, y también quieren hallar un equilibrio entre su trabajo y su vida.

Suena como la Generación Y, la generación sucesora de la Generación X que incluye a las personas nacidas entre 1982 y 1992, pero no necesariamente es así, dicen los especialistas que estudian las diferentes explosiones en las tasas de natalidad.In this May 25, 2010 file photo, Kris Sonnenberg, 38, left, sits with her 8-year-old son Mike, 17-year-old daughter Elise, and 12-year-old son Charlie in their backyard in Chicago. Kris is considered to be a member of Generation X and Elise is Generation Y. Mike and Charlie may end up being a member of Generation Z, depending on how the youngest up-and-coming generation will be defined. (AP Photo/Kiichiro Sato, file)

En estos tiempos difíciles, los estudiosos también están registrando fuertes señales de descontento de parte de la Generación X, también conocida como la "Generación Perdida". Ellos son los estadounidenses que ahora tienen entre 32 y 44 años, nacidos luego de la explosión de natalidad conocida como "Baby Boom", sintiéndose a menudo como olvidados.

"De repente, hemos pasado de ser los jóvenes prometedores a los cascarrabias", afirma Bruce Tulgan, un consultor del fenómeno generacional que ha escrito libros sobre los varios grupos etarios, incluyendo sus compañeros de la Generación X.

No es la primera vez que la Generación X ha enfrentado tiempos difíciles. Alcanzaron la adultez durante una recesión y sobrevivieron el estallido de las empresas punto-com en el 2000. En años recientes, sin embargo, más miembros de la generación — estereotipados antes como individualistas empedernidos — tuvieron familia o empezaron a sentar cabeza de otras maneras. Esta vez, creyeron, para disfrutar los frutos y pagar algunas deudas.

"Nosotros estábamos empezando a comprometernos con el sistema, por lo menos en alguna magnitud", dice Tulgan, "y entonces alguien nos quita la alfombra de los pies".


 
Copyright © 2018. Periodico El Expresso.