Thursday, 16-August-2018 9:40 am
Email
Favoritos
  • Búsqueda de El Expresso
Sobre nosotros...
           Edicion Digital           

Nuestra portada

Nuestra portada

Newslettler

Ex dictador guatemalteco, a juicio por genocidio Correo electrónico
Martes 19 de Marzo de 2013 10:10
Por SONIA PEREZ DIAZ

GUATEMALA (AP) —
La que podría ser la última batalla para llevar a juicio al general guatemalteco Efraín Ríos Montt, acusado de genocidio, apenas ha comenzado. Aunque no hay pruebas definitivas dentro del proceso judicial, ni una orden directa del entonces dictador para los comandos que aplicaban las estrategias contrainsurgentes, que mataron a miles de civiles guatemaltecos durante la fase más sangrienta de la guerra, las familias de los  Efraín Ríos Montmuertos siguen esperando justicia.

En ausencia de evidencias directas del juicio, que inicia el martes, la fiscalía, el querellante adhesivo y los abogados de las víctimas esperan demostrar y recrear cuidadosamente la cadena de mando militar que tenía a la cabeza al general Ríos Montt, para probar que éste sabía de las masacres que los soldados realizaron en las montañas de Guatemala contra indígenas mayas ixiles, porque él tuvo un poder absoluto durante su gobierno militar apoyado por Estados Unidos.

Tanto los fiscales como los abogados de las víctimas alegan que su incapacidad de detener las atrocidades es prueba de su responsabilidad.

Los sobrevivientes y familiares de las víctimas han esperado durante 30 años que se aplique la justicia y haya castigo para Ríos Montt, ahora de 86 años, quien es el primer hombres fuerte latinoamericano en ser llevado al banquillo de los acusados para enfrentar un juicio por genocidio y delitos contra los deberes de humanidad.

Para muchos guatemaltecos de ambos lados de la guerra y observadores internacionales, el juicio podría ser un punto de inflexión en la nación centroamericana, que aún lucha con el trauma de un conflicto en el que fueron asesinados y desaparecidos unas 200.000 personas.

"Ha pasado tanto tiempo y no hemos recibido justicia. Lo que quiero es que se lo lleven encarcelado. No es venganza, es justicia" dice Antonio Caba un sobreviviente de una masacre en el área Ixil y quién rendirá su testimonio en el debate contra el General Efraín Ríos Montt. Caba tenía 11 años cuando el Ejército llegó a su aldea en 1982, asesinando a 95 personas, entre ellas su hermana de dos meses de edad y su abuela, quienes murieron por desnutrición y el frío cuando fueron desplazados.

"Yo le pregunto: ¿Qué tipo de arma llevaban los niños, las mujeres y las ancianas que masacró su ejército? Lo único que queremos es justicia", agrega Caba.

Ríos Montt llegó al poder el 23 de marzo de 1982 a través de un golpe de Estado contra el también general Romeo Lucas García. Un Estatuto Fundamental de Gobierno fechado el 25 de marzo de ese año y firmado por Ríos Montt como presidente de la junta militar, legitimó su gobierno, que funcionó hasta el 8 de agosto de 1983.

La fiscalía sostiene que mientras estuvo en el poder, Ríos Montt estuvo al tanto de lo que sucedía, por lo que también es responsable de las masacres de sus subordinados. Ellos asesinaron a por lo menos 1.771 indígenas mayas de la etnia Ixil que vivían en lo que se conoce como el Triángulo Ixil, conformado por las comunidades de San Juan Cotzal, San Gaspar Chajul y Santa María Nebaj, en el departamento occidental de Quiché.

Las ofensivas militares fueron parte de una brutal y larga guerra contrainsurgente del ejército de Guatemala contra la guerrilla izquierdista, que dejó miles de masacrados, personas torturadas, violaciones y miles de desplazados en el corazón del territorio maya, donde la guerrilla estaba presente.

La fiscalía y los abogados de las víctimas han construido un caso que se guarda en miles de folios ordenados en expedientes verdes. Allí están los documentos militares, testimonios de víctimas, documentos desclasificados de la CIA, peritajes civiles y militares, así como pruebas balísticas y forenses con la identificación de más de 800 osamentas, en su mayoría de mujeres y niños.
 
Copyright © 2018. Periodico El Expresso.