Alerta de “violencia” de posibles resultados en noviembre

WASHINGTON — El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, instó esta semana a los líderes evangélicos a llamar al voto de cara a las elecciones de mitad de legislatura de noviembre y advirtió de la “violencia” de los opositores si fracasan.

Trump realizó la advertencia en una cena el lunes en la Casa Blanca a la que asistieron docenas de pastores cristianos conservadores, ministros y partidarios de su gobierno.

El dirigente hizo hincapié en lo que estaba en juego en los comicios de noviembre y advirtió que, si los demócratas ganan, “revocarán todo lo que hemos hecho y lo harán rápido y de forma violenta”, según los asistentes y un audio de sus declaraciones a puerta cerrada obtenido por varios medios, incluido The New York Times. Trump mencionó concretamente a los que se califican como grupos antifascistas, a los que describió como “gente violenta”.

Preguntado ayer por lo que quiso decir, Trump dijo a reporteros: “Solo espero que no haya violencia”.

“Si observa lo que ocurre (…) hay mucha violencia innecesaria en todo el mundo, pero también en este país. Y yo no quiero verla”, añadió.

En la cena, Trump habló sobre los esfuerzos de su gobierno para impulsar las causas conservadoras cristianas e instó a los asistentes a hacer que su “gente” vote, advirtiendo de que esos esfuerzos podrían revertirse rápidamente.