Alcaldes urgen asignación de fondos para canalización de La Plata

El alcalde Betito Márquez García urgió el martes -junto a sus homólogos de Toa Alta y Dorado, Clemente Agosto y Carlos López- que la canalización del río La Plata se convierta, más allá de un proyecto, en una causa. Los ejecutivos municipales, acompañados de un grupo de líderes comunitarios y del sector industrial, exigieron que las agencias correspondientes detallen cómo se distribuirán los fondos que permitirían comenzar con la tercera fase de los trabajos para el control de inundaciones.

“Estamos hablando de calidad de vida para nuestro pueblo, y por eso hoy establecemos una coalición que incluye voces de todos los sectores. Vamos a seguir llevando el reclamo hasta que se garantice que nuestras comunidades estarán seguras y que podamos finalmente despuntar en el desarrollo de una zona con gran potencial económico y turístico. Por muchos años se ha venido hablando de la canalización del río La Plata, pero por primera vez la propia comunidad aquí representada se ha unido para que más que un proyecto hablemos de una causa”, sostuvo Márquez García en declaraciones escritas.

El Congreso ha dicho que asignó al Cuerpo de Ingenieros dos mil millones de dólares por los cuales compiten varios estados de Estados Unidos y otros proyectos en la Isla. En ese sentido, los alcaldes reclamaron que se dé a conocer si es un hecho que los fondos están asignados a ese fin o en qué etapa se encuentran los procesos. Estimados indican que el proyecto requeriría una inversión de 500 millones de dólares; solo en Toa Baja las pérdidas relacionadas al huracán María ascienden a 400 millones de dólares.

Históricamente de cada seis a diez años esa zona es afectada por devastadoras inundaciones que ocasionan cuantiosas pérdidas, enumerando como ejemplo los embates del huracán David y la tormenta tropical Federico (1979); el huracán Hugo (1989), las inundaciones del Día de Reyes (1992), el huracán Georges (1998), el huracán Irene (2011) y el más reciente evento, el huracán María.

El alcalde fue enfático en que hay que concienciar sobre la urgencia que amerita, sobre todo en momentos en que ya se encara la próxima temporada de huracanes. “Ya es hora de que las comunidades toabajeñas puedan finalmente sentirse seguros y confiados”, indicó.

Además, estableció que el desarrollo económico en el sector está directamente ligado al proyecto de control de inundaciones, por lo que insistió en la necesidad de planificación y en el esfuerzo conjunto local, estatal y federal.

Toa Baja fue el municipio que reportó las inundaciones más fuertes durante y después del paso de María, cuando la crecida del río La Plata se combinó con la marejada ciclónica para dejar bajo agua sectores que nunca habían sido clasificados como zonas inundables. Se estima que unas 14,000 propiedades sufrieron severos daños a raíz del huracán.

Una de las voces consistentes a través de los años en el llamado a la pronta canalización de La Plata es del alcalde de Dorado, quien manifestó que “es impostergable el que se realice la canalización. Llevan dos décadas deteniendo este proyecto que representa seguridad y calidad de vida para los ciudadanos de Dorado, Toa Baja y Toa Alta. El no hacerlo ahora, siendo esta la prioridad de esta zona, a través de proyectos financiados por FEMA mediante mitigación, lo que refleja es que el problema no es dinero sino voluntad. Sería irresponsable no echarlo hacia adelante”.

Por su parte, el alcalde de Toa Alta declaró sobre la premura que el tema requiere que “la canalización del río La Plata es un acto humano, que puede salvar la vida y propiedad de miles de personas”.

Mientras, Benigno Trigo, presidente de la empresa de manufactura Trigo Corp, ubicada en Toa Baja Pueblo desde 1971, se unió al relamo comunitario realizado durante la conferencia de prensa. “Es sumamente importante que una vez se concrete esta próxima fase del proyecto de canalización del Río La Plata, las agencias sean flexibles en la otorgación de permisos para el desarrollo de las industrias, ya que la zona se reclasificaría como zona no inundable”.

El alcalde Márquez García destacó que, como parte de los esfuerzos realizados para propulsar el proyecto, recientemente personal del Cuerpo de Ingenieros del Distrito de Jacksonville, Florida, recorrieron junto a la comisionada residente en Washington, Jenniffer González, la zona donde se desarrollará el proyecto. En las pasadas semanas, el alcalde toabajeño realizó gestiones a esos fines con varias agencias en Washington.